Accidentes puertas automáticas: causas y soluciones

       

Accidentes puertas automáticas: causas y soluciones

El número de accidentes en puertas automáticas continúa siendo muy elevado aunque gracias a las nuevas tecnologías que incorporamos los fabricantes de puertas automáticas van poco a poco descendiendo.

Algunas cifras hablan de unos 25.000 accidentes al año relacionados con el mal funcionamiento de las puertas automatizadas. Cabe decir que la mayoría de ellos podrían haberse evitado con un buen mantenimiento.

La gran mayoría de los accidentes se encuentran en las puertas de garaje porque alguno de sus automatismos ha fallado. De ahí de nuevo que repitamos que es necesario hacer un buen mantenimiento. Además, este mantenimiento está obligado por Ley.

En concreto, el artículo 1907 del Código Civil, el artículo 10 de la Ley de la Propiedad Horizontal y el artículo 31 de la Ley 21/1992, obligan a las comunidades de propietarios a realizar una adecuado mantenimiento de las puertas de garaje automáticas. Y bajo los siguientes parámetros:

  • Anual para comunidades de propietarios que tengan menos de 5 vehículos
  • Semestral si la comunidad de propietarios tiene entre 5 y 50 vehículos
  • Trimestral para comunidades de propietarios de más de 50 vehículos

Pero no debería ser necesario que la ley obligase a realizar estas revisiones. El mismo sentido común lo indica. No hay que olvidar que, aunque la tecnología avance a cada día que pasa, estamos hablando de motores y máquinas que sufren un desgaste y que, por descontado, pueden sufrir alguna avería. De hecho, el coche más moderno puede tener una avería.

Causas de los accidentes en las puertas automáticas

Vamos a ver algunas de las causas más comunes por los que se puede producir un accidente que incluso puede resultar letal.

1.      Subidas de tensión

Muchos tienen que ver con una subida de tensión. Estas subidas de tensión pueden conllevar incluso un incendio. Es necesario, pues, que las puertas automáticas tengan mecanismos de seguridad que los eviten. Esto sólo lo conseguirás si quien te instala una puerta automática es una empresa especializada en el sector.

2.      Aplastamientos

Otros muchos se producen por aplastamiento.  Es decir, la puerta no detecta que existe un obstáculo en su recorrido y no para su movimiento. Esto se debe, sin lugar a dudas, por el mal funcionamiento de las fotocélulas. En estos accidentes están involucrados habitualmente las personas mayores o con movilidad reducida. Este error ha de ser subsanado con la correspondiente revisión a la que hemos hecho referencia en el apartado anterior.

3.      Descarrilamientos

También son muy habituales los descarrilamientos, sobre todo en las puertas correderas. Estas puertas, que están más bien diseñadas para espacios exteriores, realizan su movimiento apoyadas en un raíl. La base de la puerta tiene unas pequeñas ruedas. Es posible que por su desgaste acaben saliéndose de este raíl. De nuevo, la revisión periódica es la mejor arma para evitar que esto ocurra. Por cierto, que hay puertas correderas que tienen un gran peso y un descarrilamiento con resultado de golpe puede ser nefasto.

Otros factores:

  • Es posible que la puerta no se haya detenido al final de su recorrido.
  • También cabe la posibilidad de que sea derribada por malas condiciones. climatológicas. El viento es la principal causa.
  • Puede fallar el mando a distancia.

Evitar accidentes en las puertas automáticas con el Marcado CE

Lo primero que hemos dicho en este post es que lo mejor para evitar accidentes relacionados con las puertas automáticas es que se hagan las revisiones que marca la Ley. Dependiendo del número de vehículos éstas han de ser más o menos frecuentes.

La mayoría de accidentes se producen en garajes. Evidentemente hay más riesgo en aquellas puertas de garaje de comunidades de vecinos muy numerosas. También en los garajes públicas que existen en todas las ciudades de España.

Si tú vas a instalar una puerta automáticas de garaje como particular o representando a una comunidad de vecinos o bien eres el propietario de un aparcamiento público, lo que está claro es que vas a realizar una inversión.

Cuanto más grande sea la puerta más dinero te costará. Del mismo modo que cuanta más potencia tenga su motor el dinero a pagar será más elevado.

El motor ha de tener su potencia justa acorde al peso y las medidas de la puerta. No hay que escatimar en este apartado y tampoco en dotarla de todos los automatismos de seguridad necesarios.

Nosotros creemos que lo mejor antes de comprar una puerta automática (y esto que vamos a decir se puede aplicar a otros muchos sectores productivos)  es que te fijes si lleva el Marcado CE.

Con todas las garantías

Este Marcado CE es el que te va a indicar que el producto en cuestión cumple con todas las normativas en materia de seguridad. Que cumple a pies juntillas todo lo que indica la legislación europea que, por cierto, es bastante severa.

Por eso, si entras a nuestra tienda online de puerta automáticas verás que todos los productos llevan el Marcado CE, que es la prueba de que vas a hacer una buena compra.

Es todo lo que queríamos contarte sobre los accidentes en las puertas automáticas. Ahora queremos hacerte una pregunta:

¿Has sufrido o has sido testigo de un accidente con una puerta automática? ¿Cuál fue el origen de este accidente? No dejes de contestarnos a estas pregunta en la sección de comentarios.

¿Te ha resultado interesante lo que te hemos contado? Nos encantaría que lo compartieras por tus redes sociales.

 

Publicado el 23/7/2020

       

RSS 2.0 (Blog)

Deja un comentario


( * ) Campos obligatorios

¿Necesitas ayuda?

Escríbeme un correo electrónico o llama al 96 552 00 14

Los datos han sido enviados correctamente

Últimas entradas

Archivo

CATEGORÍAS

¡LO MÁS VENDIDO!