Todo sobre las barreras automáticas para vehículos

       

Todo sobre las barreras automáticas para vehículos

¿Quieres proteger la entrada de tu urbanización, fábrica o acceso a una casa de campo o finca agrícola? Pues entonces te interesa saber todo lo referente a las barreras automáticas.

Las barreras automáticas para vehículos suelen ser la solución más utilizada para proteger todas estas entradas. También lo son en los aparcamientos públicos.

Bien es cierto que en algunas ocasiones, como veremos más adelante, la barrera puede ser sustituida por una puerta automática.

En definitiva. Que este tipo de barreras se pueden colocar en cientos y cientos de lugares. Es un buen sistema de seguridad, desde luego.

Gracias a las nuevas tecnologías hoy en día existen barreras automáticas muy avanzadas.

A la barrera se le pueden integrar dispositivos que sean capaces de identificar bien al peatón, bien al automóvil.

Estos dispositivos se pueden colocar siempre y cuando cumplan con la Ley General de Protección de Datos.

Claro está que las barreras automáticas deben tener ciertos automatismos que permitan su apertura y cierre, automatismos muy similares a los que podemos encontrar en las puertas automáticas.

Por estos automatismos entendemos el poste que se coloca en una entrada de un parking público capaz de leer la matrícula y abrir inmediatamente la barrera para que el vehículo pueda ser estacionado en su interior.

Al igual que en las puertas automáticas para colocar una barrera habrá que estar muy pendiente de las dimensiones de la entrada a cubrir.

Atención a la seguridad de las barreras automáticas

Hay que estar muy pendiente de la seguridad que ofrecen estas barreras automáticas. Debes colocar aquella que cumpla con todas las normas para que de esta manera, por un mal funcionamiento, no dañe a personas o a vehículos.

Habrá que estudiar el lugar donde se coloque y poner pasos peatonales. Es importante evitar que los peatones pasen por debajo de la barrera.

Se pueden colocar semáforos o bien luces destellantes que emitan una luz intermitente mientras se está produciendo el movimiento de la barrera.

También se pueden colocar ciertos elementos como gomas para que en caso de golpe con el vehículo éste produzca el menor daño posible.

La importancia de las fotocélulas

Las fotocélulas también son muy importantes en el caso de las barreras automáticas. Estos dispositivos permitirán que la barrera no baje en el caso de que haya un vehículo o peatón debajo de ella.

Estos automatismos son idénticos a los que colocamos en Portamatic en nuestras puertas automáticas, muy utilizados en las correderas de cristal para que el peatón no tenga que hacer ningún esfuerzo para franquear la puerta. 

Las fotocélulas no tan solo evitan que la barrera automática baje, sino que revierte su sentido de la marcha.

Desde luego es una medida de seguridad que jamás puede faltar en los aparcamientos públicos o en las entradas de urbanizaciones que tengan barreras automáticas.

Cuando vayas a elegir una barrera acude a una empresa especializada. Como ves, no es importante sólo tener en cuenta la longitud de la misma, sino también los aspectos en seguridad.

Por supuesto esta empresa especializada te indicará todos los pasos a seguir.

Depende de donde esté situada la barrera habrá que prestar especial atención a la meteorología y colocar materiales más o menos resistentes según su uso.

No es lo mismo una barrera para un parking de una comunidad de vecinos que para uno que esté situado en el centro de Madrid.

Tipos de barreras automáticas

Después de los consejos que te hemos dado en los párrafos anteriores, ¿qué tipos de barreras automáticas puedes encontrar en el mercado? Vamos a ver algunos tipos pero lo cierto es que las puedes encontrar en infinidad de espacios.

No es extraño ver estas barreras en centros comerciales. Seguro que has paseado alguna vez por la montaña y las has visto en caminos rurales. También en hoteles.

Por cierto, que también podemos considerar barreras automática las que se colocan en los peajes de los autopistas. En definitiva. Las barreras automáticas “conviven” entre nosotros. Ahora bien, las más habituales son:

Para aparcamientos públicos

Son las más habituales. Controlan el acceso de los vehículos. No tan sólo eso, sino que tienen gran complejidad ya que son capaces de emitir tarjetas para el posterior pago, sensores para el control de la capacidad del aparcamiento y, por supuesto, fotocélulas de seguridad.

Es muy importante su motor, ya que están sometidas a un gran desgaste diario sobre todo si estamos hablando de un parking en el centro de una gran ciudad.

Este tipo de barreras, según el número de inquilinos, también se pueden colocar en una comunidad de vecinos para mayor seguridad.

Para naves industriales y fábricas

Que tienen como misión la seguridad del espacio. No hace falta que tengan tanta complejidad técnica como las anteriores. Incluso nos atreveríamos a decir que pueden ser manuales.

En este apartado podemos incluir barreras para el control del acceso a fincas agrícolas. Para naves industriales, fábricas y fincas nosotros aconsejamos colocar puertas correderas.

Son las más resistentes y duraderas y también cumplen con la misión de las barreras automáticas. Además, en Portamatic, todos los motores que instalamos en puertas correderas van cubiertos por una carcasa para protegerlos del mal tiempo.

Para urbanizaciones

También es una buena idea colocar barreras automáticas aunque para impedir el paso a personas ajenas a una determinada urbanización se puede colocar o bien una puerta correderas como en el apartado anterior o una puerta abatible.

Esta última tiene un movimiento de 90 grados y se queda pegada a un lateral de la urbanización. Todas nuestras puertas cuentan con el Marcado CE.

En este post hemos hablado de las barreras automáticas que suponen un elemento de seguridad al controlar el acceso de vehículos y personas en cualquier espacio. También hemos visto como en muchas ocasiones estas barreras pueden ser sustituidas por puertas automáticas que ofrecen un alto grado de seguridad, además de rapidez y comodidad.

¿Y tú qué prefieres? ¿Las barreras o las puertas automáticas? Cuéntanos tu elección en la sección de comentarios.

¿Te ha gustado lo que te hemos contado? Si es así, no dejes de compartir este post con los contactos de tus redes sociales.

 

Publicado el 10/7/2020

       

RSS 2.0 (Blog)

Deja un comentario


( * ) Campos obligatorios

¿Necesitas ayuda?

Escríbeme un correo electrónico o llama al 96 552 00 14

Los datos han sido enviados correctamente

Últimas entradas

Archivo

CATEGORÍAS

¡LO MÁS VENDIDO!