Todo sobre la historia de las puertas automáticas

       

Todo sobre la historia de las puertas automáticas

¿Quieres conocer la historia de las puertas automáticas? ¿Sientes curiosidad? No te pierdas este post y podrás descubrir que la historia de las puertas automáticas viene de lejos, de muy lejos. No es un invento reciente como seguro habrás imaginado. Lee este post y asómbrate.

Las puertas automáticas nos facilitan mucho la vida. A la hora de entrar con nuestro vehículo a un garaje es fantástico poder apretar un mando a distancia y ahorrar mucho tiempo y ganar en seguridad. Ofrecen muchas ventajas también si las instalas en un comercio, en una gran superficie comercial o bien en naves industriales y fábricas y, en definitiva, en todo tipo de locales.

Pero, ¿es la puerta automática un invento reciente?

No.

Asómbrate porque las primeras puertas automáticas fueron construidas en el siglo II Antes de Cristo. Sí. Como lo oyes. Y ahora te contamos toda la historia de las puertas automáticas.

El origen de la historia de las puertas automática: Herón de Alejandría

Este primer invento se le atribuye al griego Herón de Alejandría. Ingeniero y matemático que desarrolló toda su labor en esta provincia de Egipto dominada por el Imperio Romano. Inventó lo que se conoce como “La Neumática” unas puertas que se abrían y cerraban solas y que ideó para instalarlas en las entradas de los templos y sin que tuviera que intervenir el hombre.

¿Cómo lo hizo? Inventó la máquina de vapor. Se trataba en una esfera hueca. Esta esfera estaba conectada a una caldera. De esta caldera salían dos tubos curvos. La esfera estaba llena de agua, y esta agua era llevada a ebullición lo que hacía que por los tubos circulara el vapor. Este vapor era el que hacia girar una bola de manera muy rápida. Puedes ver el dibujo que te presentamos a continuación para entender su funcionamiento:

Y esta máquina de vapor es la que adaptó para que algunas de las puertas de los tempos se abrieran automáticamente. El mecanismo funcionaba con el vapor de agua, que se conseguía calentando el  fuego en un altar. Esta energía era aprovechada por un sistema de poleas que permitían abrir las puertas

Aquí es donde empieza la historia de las puertas automáticas.

Herón de Alejandría fue también famoso por sus estudios matemáticos y por la publicación de numerosos tratados sobre hidráulica.

La historia de las puertas automáticas sigue con el motor eléctrico

En el siglo II Antes de Cristo teníamos la primera puerta automática que se conoció. Luego un gran parón. Aunque bien es cierto que podemos tener en cuenta que las puertas de los castillos, izadas por poleas también podrían considerarse una especie de puertas automática, si bien es cierto que se necesitaba de la fuerza humana para accionarlas.

Pero no hubo más avances significativos hasta llegar al siglo XIX.

Aunque bien es cierto que tenemos que hacer mención al inventor del motor eléctrico que fue inventado por un monje benedictino escocés llamado Andrew Gordon. Era el año 1740. Más tarde Werner von Siemens patentó en 1866 la dinamo. Sin embargo,  Los primeros motores eléctricos técnicamente utilizables fueron creados por el ingeniero Moritz von Jacobi, quien los presentó por primera vez al mundo en 1834.

Y con todos estos mimbres llegamos a la aparición de la primera puerta automática tal y como la conocemos actualmente. En concreto, en 1921 la empresa Overhead Door Corporation fue la primera en instalar una puerta de garaje automática. Su fundador CG Johnson  creó la puerta de garaje original de acción ascendente en ese año y el primer abre puertas eléctrico de garaje en 1926.

En la actualidad, emplea a más de 3.500 personas, cuenta con 22 plantas de fabricación, 78 centros regionales de ventas y servicio e instalación y más de 5.000 distribuidores. Su actividad está centrada en Estados Unidos y Canadá.

Y hasta la actualidad

Desde esa época de década de los años 20 del siglo pasado hasta la actualidad se han ido sucediendo innovaciones y más innovaciones. Ahora ya disponemos de puertas correderas, puertas abatibles, puertas rápidas de cristal, enrollables y seccionales.

Como ves, para todo tipo de espacios y circunstancias. Para puertas de garaje, urbanizaciones, comercios, centros comerciales…

Se han desarrollado infinidad de automatismos y motores para facilitar el acceso a todo tipo de espacios. Por supuesto la historia de las puertas automáticas no finaliza aquí. Cada año surgen nuevas tecnologías que son aplicadas a este producto que es ya de uso cotidiano en nuestras vidas. Más bien, nos facilitan la vida.

Si necesitas una puerta automática, ponte en contacto con nosotros. Te aconsejaremos sobre qué tipo de puerta necesitas. También realizamos mantenimiento de puertas automáticas. Un servicio que toda comunidad de vecinos necesitas para cumplir con los requisitos que exige la ley.

Y esto es todo lo que te queríamos contar sobre la historia de las puertas automáticas. Como ves, no es un invento reciente. Data del siglo II Antes de Cristo. Pero realmente, su evolución y revolución tuvo lugar a partir de la invención del motor eléctrico.

¿Te ha parecido interesante este artículo? Si es así, ¿lo compartirás con todos tus conocidos a través de las redes sociales? Nos encantaría que lo hicieras.

Publicado el 20/7/2018

       

RSS 2.0 (Blog)

Deja un comentario


( * ) Campos obligatorios

¿Necesitas ayuda?

Escríbeme un correo electrónico o llama al 96 552 00 14

Los datos han sido enviados correctamente

Últimas entradas

Archivo

CATEGORÍAS