¿Quién paga un mando de garaje averiado?

       

¿Quién paga un mando de garaje averiado?

¿Quién paga un mando de garaje averiado? ¿Es responsabilidad del arrendatario de la plaza del garaje o del propietario? Si quieres saber la respuesta no dejes de leer este post hasta el final.

Las puertas automáticas ofrecen mucha seguridad, comodidad y rapidez. Si un propietario de plaza de garaje quiere alquilarla no cabe duda que tendrá muchas más posibilidades si cuenta con una puerta con motor.

Los arrendatarios son conscientes de todas las ventajas de una puerta automática. Pero una puerta automatizada necesita de un dispositivo para abrirla. Estamos hablando del mando a distancia.

Un pequeño dispositivo muy sencillo de utilizar.

Sólo apretando un pequeño botón la puerta se abre o se cierra. El mando a distancia no es otra cosa que un emisor.

Emite una señal a un receptor que está instalado en la puerta automática. Tanto receptor como emisor deben estar en perfectas condiciones para que el resultado sea satisfactorio.

Y es aquí donde surge la pregunta: ¿Quién paga un mando averiado? Porque, evidentemente, como cualquier otro dispositivo está sujeto a averías.

Mando de garaje averiado por daños físicos

Los mandos de garaje que ofrecen los fabricantes de puertas automáticas son duraderos y resistentes y cada vez gozan de una mayor tecnología.

Ahora bien. Son sensibles a diferentes aspectos como el polvo y la humedad. También se pueden ver afectados por las temperaturas extremas. Con ello queremos decir que el propietario del mando a distancia debe cuidar de él.

Un mando de garaje averiado por una caída es de lo más normal. Algunos conductores lo suelen dejar siempre en el coche, con lo que la posibilidad de caída es menor.

Pero otros muchos, una vez aparcado su vehículo en su plaza de garaje, se lo llevan a casa y en este caso es más probable que el mando de garaje se caiga al suelo por un descuido.

Cuando esto sucede no hay ninguna duda. Es el arrendatario quien se tendrá que hacer cargo de su restitución.

Mandos de garaje averiados por otros motivos

El caso anterior está claro. Pero pueden ocurrir otros motivos que incluso pueden llevar a la confrontación entre el  arrendatario y el arrendador de la plaza de garaje.

Se llega a la puerta automática y el mando no funciona. No existe ningún daño físico. ¿Qué ha podido pasar?

Lo primero que el arrendatario ha de hacer es mirar si el dispositivo tiene pilas. Esto se sabe fácilmente si el pequeño botón emite una luz roja. Si esa luz roja está emitiendo y no abre la puerta, el problema puede ser más grave.

Puede que la combinación numérica se haya desconfigurado. El problema es sencillo. Habrá que acudir a la empresa proveedora de mandos a distancia para que te vuelvan a dar la combinación.

Es una de las grandes ventajas de confiar en una empresa especializada de puertas automáticas. Tienen todas las combinaciones registradas y en caso de avería la recuperación es sumamente fácil.

No ocurre lo mismo con los mandos copiados o clonados. Aquí ya no existe nadie detrás que haga frente a una incidencia.

Más casos de mando averiado

Pero pueden pasar otras muchas cosas. Si el mando dispone de batería y no se ha desconfigurado la combinación numérica, es posible que el receptor que se instala en la puerta automáticas no funcione.

¿Qué ocurre entonces? Que ha de ser la comunidad de propietarios la que se haga cargo de su reparación.

Lo más lógico es que el presidente de la comunidad o bien su administrador haya contratado un plan de mantenimiento con una empresa especializada.

Será ésta la que se encargue de solucionar la avería. También hay que decir que si una comunidad de propietarios tiene contratado un plan de mantenimiento es poco frecuente que se produzcan averías. Dicha empresa va a realizar todas las inspecciones que están marcadas por ley.

Según El artículo 1907 del Código Civil, el artículo 10 de la Ley de la Propiedad Horizontal y el artículo 31 de la Ley 21/1992, obligan a las comunidades de propietarios a realizar una adecuado mantenimiento de las puertas de garaje automáticas. Y bajo los siguientes parámetros:

  • Anual para comunidades de propietarios que tengan menos de 5 vehículos
  • Semestral si la comunidad de propietarios tiene entre 5 y 50 vehículos
  • Trimestral para comunidades de propietarios de más de 50 vehículos

Contratos sobre los mandos a distancia

Normalmente, entre arrendador y arrendatario no existe un contrato que especifique qué ocurre con un mando de garaje averiado. Así que no es del todo infrecuente que se produzcan discusiones al respecto. Todo lo que queda por escrito, mucho mejor. Así que si vas a alquilar una plaza de garaje nada te impide colocar un punto que indique los tipos de averías de un mando a distancia y quién es el responsables.

En este post te hemos contado todos los tipos de averías que puede tener un mando a distancia.

Los hemos agrupado en dos grandes apartados. Los daños físicos que se producen como consecuencia de una caída y otros daños que afectan al conjunto de la comunidad de vecinos.

Si vas a alquilar una plaza de garaje no está de más que lo tengas en cuenta. Qué es lo que ha de pagar el arrendador, el arrendatario o la comunidad de vecinos.

¿Has tenido alguna vez un problema con un mando de garaje averiado? ¿Qué tipo de avería ha sido y quién se ha hecho cargo de su reparación?

¿Te ha resultado útil este post? Si es así, ¿lo compartirás por tus redes sociales para que les llegue a tus amigos y familiares? Estaríamos encantados de que lo hicieras.

 

Publicado el 18/9/2020

       

RSS 2.0 (Blog)

Deja un comentario


( * ) Campos obligatorios

¿Necesitas ayuda?

Escríbeme un correo electrónico o llama al 96 552 00 14

Los datos han sido enviados correctamente

Últimas entradas

Archivo

CATEGORÍAS

¡LO MÁS VENDIDO!