¿Por qué mi puerta de garaje no cierra del todo?

       

¿Por qué mi puerta de garaje no cierra del todo?

¿Conoces las razones por las cuales tu puerta de garaje no cierra del todo? En este post te vamos a dar todas estas razones y consejos para solucionarlo antes de llamar a un especialista.

Es realmente molesto y desagradable. Abres tu puerta de garaje para salir a toda prisa (porque siempre vamos con prisa) y observas con asombro que no se acaba de cerrar. Y, claro, una puerta de garaje es muchas veces la puerta de entrada a tu casa. No vas a dejarla semi abierta para que pueda entrar cualquiera. ¿Y qué hacer cuando la puerta de garaje no cierra del todo? Pues ahora te vamos a dar algunos consejos. Pero antes, déjanos que te digamos una cosa.

Una puerta automática de garaje, de local comercial o de fábrica es eso: una puerta automática. Es decir, que está compuesta por una serie de piezas mecánicas que necesitan de un cierto mantenimiento. Muchas veces, cuando observas que tu puerta de garaje no cierra del todo es porque ha habido un mantenimiento deficiente.

Sobre el mantenimiento de puertas

Tú mismo puedes hacer este mantenimiento. Pero lo que te aconsejamos en Portamatic es que contrates una empresa especializada que realice dicho mantenimiento. Es la mejor manera de que te asegures que jamás vas a sufrir una avería inoportuna.

Es cierto, que el sector de las puertas automáticas también ha evolucionado un montón y los materiales que se utilizan son cada vez más duraderos y resistentes. Pero nadie está libre de una avería.

Para mayor tranquilidad del consumidor hay que buscar las puertas automáticas y los motores para puertas que tengan el Marcado CE. Este marcado es el que ofrecen las autoridades europeas y significa que los productos han pasados por estrictos controles de calidad. En nuestra tienda online verás que la mayoría de los productos que te ofrecemos llevan este Marcado CE.

Y realizada esta introducción es hora de ver los problemas más frecuentes.

Mi puerta de garaje no cierra del todo por culpa de la fotocélula

Esta puede ser una de las primeras causas por las que tu puerta automática no cierra del todo. Es muy posible que la fotocélula esté sucia y al detectar un obstáculo se pare en seco.

Es posible que se quede parada a poca distancia del suelo o incluso que vuelva a su posición natural. Piensa que estas células son las llamadas antiaplastamiento. Es muy conveniente que las tengas.

En cuanto detecta un obstáculo se para en seco. Si una puerta de garaje está situada en una calle muy concurrida es bueno que tengas este sistema de seguridad en caso de que pase un niño o una persona de avanzada edad.

Si detectas este problema es muy sencillo de resolver. Basta que pases un paño por este “ojo eléctrico”. En las puertas correderas que están al exterior también es posible que se depositen hojas, insectos o cualquier otra cosa que “invite” a la puerta a no cerrarse como es debido.

Ojo con los resortes de tensión

Los resortes de tensión son barras que se encuentran por encima de la puerta de garaje. Suelen tener un par de ellos situados en el centro. Cuando estos resortes se rompen sucede que la puerta no baja hasta el final de su recorrido.

 No queda más remedio que sustituir el resorte roto. Pero más seguridad te aconsejamos que cambies los dos para que tengan la misma vida útil.

Lo que sí te aconsejamos es que llames a un especialista porque estos resortes no son nada fáciles de cambiar y tienen cierto peligro si no se conoce exactamente como funcionan. El especialista llevará también las herramientas adecuadas para proceder a tal cambio.

Revisar las poleas

Otro de los motivos para que tu puerta de garaje no cierra del todo es el desgaste que han sufrido las poleas. Como en el caso anterior te recomendamos llamar a un especialista para proceda a sustituirlas.

Una vía doblada

Una vía doblada puede hacer que la puerta del garaje no abra o cierre. Tendrás que enderezarla, ajustarla o reemplazarla.

Pues esto es todo lo que te queríamos contar. Hemos relatado en este post todas las razones por las cuales tu puerta de garaje no cierra del todo. Puede ser debido a la fotocélula eléctrica de seguridad, a los resortes de tensión, a las poleas desgastadas o a una vía doblada. Lo mejor para evitar estos problemas es que hagas un mantenimiento regular o bien que contrates a una empresa especializada para tal fin.

¿Ha tenido algún problema con tu puerta? ¿Has observado alguna vez que tu puerta de garaje no cierra del todo? ¿Cómo lo has solucionado? Cuéntanoslo en los comentarios.

¿Te ha gustado este post? Si es así, si te ha sido útil, ¿no crees que deberías compartirlo con tus amigos y conocidos y que estén sobre aviso? Si lo compartes te estaremos muy agradecidos.

Publicado el 9/11/2018

       

RSS 2.0 (Blog)

Deja un comentario


( * ) Campos obligatorios

¿Necesitas ayuda?

Escríbeme un correo electrónico o llama al 96 552 00 14

Los datos han sido enviados correctamente

Últimas entradas

Archivo

CATEGORÍAS