Efectos de una subida de tensión eléctrica en las puertas automáticas

       

Efectos de una subida de tensión eléctrica en las puertas automáticas

De repente todo deja de funcionar. La lavadora, el lavavajillas y todos tus electrodomésticos. Se ha producido una subida de tensión eléctrica.

Y, claro. Las puertas automáticas no son una excepción. Ni se abren ni se cierran. ¿Qué hacer entonces?

A lo largo de este post sobre los efectos de una subida de tensión en las puertas automáticas lo vamos a ver.

¿Por qué se producen la subida de tensión eléctrica?

En primer lugar hay que decir que la mayor parte de los electrodomésticos y a aquí incluimos a las puerta automáticas funcionan a baja tensión. En España lo habitual es la de 230 V. Sin embargo todavía podemos encontrar zonas rurales cuya tensión es de 125 V.

Todos los fabricantes adecúan sus equipos a esta tensión eléctrica porque de lo contrario no funcionarían, claro.

Una tensión más baja de 230 V simplemente no haría funcionar el aparato, debido a que la corriente no tendría suficiente potencia para mover ciertos mecanismos de un motor, activar componentes o generar una temperatura suficiente.

Pero una tensión más alta de 230 tendría nefastas consecuencias para los equipos e incluso podría quemarlos. Y, lo más grave, una subida de tensión eléctrica incluso puede provocar un incendio y destruir una vivienda o una fábrica. En el caso de que nos ocupa podría producir un siniestro en un garaje, bien individual o bien colectivo.

La causa más habitual de una subida de tensión eléctrica es una sobrecarga en el sistema por exceso de producción.

La red eléctrica es un circuito eléctrico gigante, lleno de consumidores y productores, en muchas ocasiones muy alejados entre sí. ... Es entonces cuando se produce el fenómeno de la sobretensión (o subida de tensión).

Por tanto las causas de estas subidas de tensión eléctrica son siempre ajenas al consumidor. Con ello queremos decir que si te encuentras ante esta situación puedes reclamarle a tu compañía eléctrica. Lo más lógico es hacerlo a través de tu compañía de seguros o acudir a una oficina de información al consumidor.

Subida de tensión eléctrica en la puerta automática

Una subida de tensión eléctrica es una avería no tan infrecuente en una puerta automática. Pero tiene solución.

Lo más normal es que esta anomalía eléctrica afecte al cuadro de maniobras del motor. Ahora bien. Es cierto que los fabricantes de puertas automáticas pongan protecciones para que el mal no sea irreparable. Estas protecciones vienen en forma de fusibles.

Una subida de tensión repentina puede reventar el fusible de entrada. Esto se puede repara prácticamente siempre sin ningún problema.

Pero nos podemos encontrar con el caso de que la subida haya sido mucho más fuerte y afecte a otros automatismos. También es posible repararlos pero hay que confiar en el especialista en el caso de que te diga que es mejor cambiarlos. Si se detectan algo defectuosos puede ser el origen de nuevas averías en el futuro.

Si la subida de tensión eléctrica es suave pero continuada en el tiempo puede llegar a quemar el transformador. Esto a su vez afectará a los motores, que se sobrecalentarán y acabarán por dejar de funcionar.

Lo cierto es que antes una subida de tensión lo mejor sería optar por cambiar los componentes para una mayor tranquilidad. Y el consumidor ha de estar tranquilo porque si se cuenta con una póliza de comunidad de vecinos será el seguro quien se encargue de sufragar estos gastos.

Mantenimiento de puertas automáticas

Siempre insistimos en que es una muy buena opción contar con una empresa especializada en puertas automáticas que realice un conveniente mantenimiento.

En el caso que nos ocupa esta empresa no podrá prever una subida de tensión eléctrica. Pero cuando ocurra acudirá rápidamente para solucionar el problema  y que los vecinos puedan continuar con su ritmo de vida habitual.

Ya sabes que las revisiones de tu puerta automática ha de ser periódica. Así lo indica la ley.

En concreto, el artículo 1907 del Código Civil, el artículo 10 de la Ley de la Propiedad Horizontal y el artículo 31 de la Ley 21/1992, obligan a las comunidades de propietarios a realizar una adecuado mantenimiento de las puertas de garaje automáticas. Y bajo los siguientes parámetros:

  • Anual para comunidades de propietarios que tengan menos de 5 vehículos
  • Semestral si la comunidad de propietarios tiene entre 5 y 50 vehículos
  • Trimestral para comunidades de propietarios de más de 50 vehículos

Evidentemente una subida de tensión eléctrica puede afectar a tu puerta automática y a todos tus electrodomésticos. Es una avería ajena al consumidor porque se debe a una sobreproducción de energía eléctrica. Por tanto, serán las compañías aseguradores quienes se han de hacer cargo de los posibles daños.

¿Has sufrido alguna vez alguna subida de tensión? ¿Cuáles fueron sus efectos? ¿Cómo lo solucionaste? No dudes en dejarnos tus comentarios en la sección que verás un poco más abajo.

Y si te ha parecido interesante este post, no dejes tampoco de compartirlo por todas tus redes sociales.

 

 

Publicado el 1/5/2020

       

RSS 2.0 (Blog)

Deja un comentario


( * ) Campos obligatorios

¿Necesitas ayuda?

Escríbeme un correo electrónico o llama al 96 552 00 14

Los datos han sido enviados correctamente

Últimas entradas

Archivo

CATEGORÍAS

¡LO MÁS VENDIDO!